El efecto mariposa de ‘Un día cualquiera’

Tras su éxito en Londres y Nueva York, ‘Un día cualquiera’ llega por primera vez a Madrid

En busca de la cotidianidad, nos topamos con el musical ‘Un día cualquiera’. Se trata de una adaptación al castellano del exitoso ‘Ordinary Days’ del compositor estadounidense Adam Gwon.

De la mano del director Ferran Guiu, nos adentramos en Nueva York. Allí, en la ciudad de las estrellas, ponemos el foco en cuatro personajes: Warren, Deb, Jason y Claire. Entre ellos encontramos historias con las que el espectador podría sentirse muy identificado, como la de dos novios que acaban de irse a vivir juntos, la de una estudiante que está terminando la carrera o la de un artista que no acaba de encontrar su sitio. Todos tienen en común que se hallan en un punto de inflexión en sus vidas, el cual analizaremos a lo largo de ‘Un día cualquiera’ junto a ellos.

A través de 19 canciones conoceremos a cada uno de los protagonistas y los lazos que les unen y les separan. Aunque las historias suceden a la vez y en la misma ciudad, no todos los personajes se llegan a conocer entre sí. Sin embargo, el hecho de que compartan espacio y tiempo hace que sus actos repercutan en unos y otros inconscientemente, generando una especie de efecto mariposa. De esta manera, el musical nos pretende transmitir cómo una pequeña acción desencadena determinadas consecuencias en la gente sin darnos cuenta. En palabras de Laura Enrech, “debemos vivir pensando que nuestras acciones a nivel micro tienen repercusiones y la manera en la que tú vives día a día cambia a otras personas”.

Nos encontramos con un musical off Brodway de pequeño formato. Aquí no prima tanto la gran cantidad de medios técnicos o artísticos, como la conexión con el público. Apenas un metro de distancia separa la primera fila del escenario. Esto crea una atmósfera íntima, una burbuja que permite al público “respirar con los intérpretes”, tal y como confiesa el propio Guiu. De esta forma, “la historia llega a la audiencia de manera mucho más directa” señala el director.

El elenco de este musical está formado por Oriol Burés (‘La Jaula de las Locas’) en el papel de Warren; Laura Enrech (‘Anastasia’) dando vida a Deb; Nacho Brande (‘El Rey León’) y Victor Gómez (‘La Tienda de los Horrores’) como Jason; y Marina Pastor (‘Los tuyo y lo mío’) interpretando a Claire. Todos ellos cuentan con una reconocida carrera profesional dentro el teatro musical español, así como con una gran experiencia.

“El teatro no debe pretender ser la realidad porque para eso está la vida, pero a través de la identificación de historias que nos resultan cercanas es más fácil llegar al público” afirma Enrech. Con ‘Un día cualquiera’ nos adentramos en una obra entretenida y amena que hace despertar la sonrisa en el público e invita a la reflexión. Así mismo, dada su cotidianidad, se puede alcanzar una gran empatía con los personajes.

A partir del lunes 24 de febrero y hasta el 30 de marzo podrá verse este musical en la sala 2 del Nuevo Teatro Alcalá a las 20:30h. Con tan solo 6 únicas funciones improrrogables, sus entradas ya están disponibles en ButacaOro.com y en la taquilla del teatro.

Sumérgete en ‘Un día cualquiera’ y déjate llevar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.