‘Malas madres’, crítica

8 Ago, 2016

El pasado 29 de julio se estrenó ‘Malas madres’, protagonizada por Mila Kunis, Kristen Bell, Kathryn Hahn, Annie Mumolo, Jada Pinkett Smith, Christina Applegate, Eugenia Kuzmina, Emjay Anthony, Christina DeRosa, Jay Jablonski, Billy Slaughter, Mike R. Moreau, Hawn Tran y dirigida por Jon Lucas, Scott Moore.

unnamed (2)Sinopsis: Como la mayoría de las madres modernas, Amy cuida de todos menos de ella misma. Su vida es perfecta: un matrimonio feliz, hijos de sobresaliente, una casa preciosa y un pelo perfecto los 365 días del año. Pero todo esto es solo apariencia y Amy está a punto de estallar: sobrecargada de trabajo y de compromisos, demasiado cansada para aguantar una sola petición más, decide arrastrar a otras dos madres superadas a un atracón de locura, libertad, y diversión. Pero se cruzan con la líder de la asociación de padres y madres, una devota del ideal de ‘madre perfecta‘.

En los colegios e institutos americanos siempre hay un grupo popular como son: las animadoras y la reina del baile, por otro lado simplemente el resto, ya que las primeras piensan que solo ellas pueden reinar por los pasillos. Pues ahora pasa más o menos lo mismo pero son las madres quienes cogen el testigo. El AMPA puede ser un nido de víboras si no sabes a quien te enfrentas, esto es lo que le pasa a Amy.

Amy (Mila Kunis), cansada de ser la madre perfecta que va a todas las reuniones, que intenta conciliar vida laboral con la casa, los niños y su marido (que tener ese marido y no tener nada es como tener un tío en Alcalá…). Hasta que un día decide que no, que se acabó intentar ser la madre perfecta que intenta imponer la presidenta del AMPA, Gwendolyn James.

A partir de esa decisión empieza la guerra, si si la guerra. Más que madres que se dedican a hacer pasteles como te las puedes imaginar en otra película americana, nada que ver. Para hacerse con la presidencia del AMPA, Amy tendrá que enfrentarse a su perfectísima enemiga y controladora de todos los sectores que se mueven en el colegio. Junto a sus dos nuevas amigas Kiki (Kristen Bell) y Carla (Kathryn Hahn).

En toda película de instituto no puede faltar el Rey del baile de fin de curso y como siempre: guapo, simpático y si también disponible, Jessie, el viudo, del que todas están enamoradísimas. Pensáis que es otra película americana en la que ya conoces todo lo que pasa, pero no. Hay que verla realmente para saber de lo que se está hablando.

Fuera de lo que pueda parecer a simple vista es divertida, entretenida y sobre todo disparatada. Reír y disfrutar con esta película es lo que vas a hacer desde el primer minuto. Y si así son las malas madres, yo algún día quiero ser como ellas.

Entradas relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.