Lo peor de la crisis en ‘Techo y Comida’

 ‘Techo y Comida’ es el nombre con que se conoce a la nueva película de Juan Miguel del Castillo, la cual narra la historia de Rocío, una madre soltera que no recibe ninguna ayuda ni subsidio, vive con su hijo Adrián de 8 años en un pequeño piso alquilado que no puede permitirse pagar desde hace meses. Nuestra protagonista trata de llevar una vida normal ocultando sus dificultades, pero según avanza el O5rv74FGmetraje tendrá que enfrentarse a sus caseros, se quedará sin el poco trabajo que tenía, le cortarán la luz y el agua, y tendrá que buscárselas para alimentar a un niño con síntomas de desnutrición.

Con Natalia de Molina (ganadora del Goya por ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’) en el papel protagonista, la película nos lleva a Jerez de la Frontera en el año 2012, durante la peor etapa de la crisis económica que ha asolado España en los últimos años. Todo el peso de la cinta recae sobre la joven actriz, que muestra una vez más sus dotes interpretativas llevando la escena a lo cotidiano y mostrando una gama de sentimientos que consiguen conmover al espectador.

Juan Miguel del Castillo nos ofrece una mirada directa al corazón de la gente que peor lo está pasando, y lo hace con una historia ficticia que está contada con tal realismo que podría parecer un documental. Ya no vale girar la cabeza cuando ves sufrimiento a tu alrededor, y es que durante los 85 minutos de metraje sentiremos el dolor de Rocío como si fuera el nuestro, por lo que será imposible no salir del cine conmocionado.

logotipo

Una historia cautivadora, una historia para reflexionar y para darse cuenta de la poca importancia que a veces tienen nuestros problemas frente los de otras personas que pierden su dignidad para tratar de sobrevivir. Gracias a Juan Miguel y gracias al cine, ‘Techo y Comida’ lo ha conseguido. ¿Conseguirá triunfar en el Festival de Málaga?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.