Brundibár llega a Madrid junto a una de las supervivientes de Auschwitz

El Teatro Real abre sus puertas a jóvenes y mayores para asistir a una obra única, Brundibár,  superviviente del Holocausto y escrita por Hans Krása. Esta obra infantil será interpretada por el coro y los solistas de los Pequeños Cantores de la ORCAM y por la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid, bajo la Brundibar B1dirección musical de Jordi Francés y la dirección de escena a manos de Susana Gómez. Aunque ya había sido estrenada en Madrid el 28 de febrero del 2008, esta vez viene acompañada de una de sus originales coristas, Dagmar Llieblová.

Los directores nos hablan de cómo ha sido esta experiencia. “Muchos creen que al ser dos directores tenemos problemas, sin embargo, lo que me falta a mí, lo completa ella”. Un reto complicado, teniendo en cuenta la transcendencia de esta obra, pero que muy bien han sabido asumir. Además, relatan su experiencia al trabajar con niños, “para mi era nuevo trabajar con niños” afirma Susana Gómez, pero se sienten muy orgullosos del resultado de los pequeños y su implicación en cuanto a la obra. Incluso Ana González, encargada de la dirección del coro de los niños,cuenta que “es curioso como les costaba hacer daño a sus compañeros a la hora de interpretar”.

Brundibár (Abejorro), es la obra del compositor judío Hans Krása, creada en 1938. No obstante, no fue interpretada hasta cuatro años después. Una ópera infantil que ayudaba a los niños a normalizar su vida en un contexto bélico en que las condiciones eran precarias y la humanidad parecía perdida. Dagmar Llieblová nos habla de cómo era interpretar esta ópera y lo feliz que hacía a los niños “tan solo éramos niños, el teatro nos divertía “, relata. También, muestra lo que representaba para ellos esa obra “en Brundibár había un malo que era vencido”.

Brundibar T2Su autor no pudo asistir a la primera representación de esta ópera, ya que fue en Praga en 1942, de manera clandestina, y él ya había sido reportado. Además, tuvo que reinscribirla porque no pudo llevarla consigo. En la concentración Terezín, el 23 de septiembre de 1943 se estrenó la segunda versión, siendo representada unas 55 veces en el campo de concentración. La propia ópera fue empleada para engañar a la gente, dando una impresión “positiva” del campo de concentración a los espectadores en la película propagandística Der Führer schenkt den Juden eine Stadt.

Esta obra está compuesta por dos versiones, una realizada en 1942, en el orfanato judío de Praga y la segunda versión en 1943 en la concentración te Terezín. Formada por dos actos y con una duración de 35 minutos, representó un símbolo de la resistencia cultura frente a la represión del momento. En la que los niños solo jugaban a ser niños y donde la tristeza del contexto era olvidada por las risas que suscitaba esta ópera infantil. Como relata Dagmar Llieblová yo me sentía muy orgullosa, una niña de tan solo 13 años que solo intentaba llevar una infancia normal. “Habían cosas que se parecían a mi vida de antes, las familias estaban separadas, pero podía verlos, teníamos cosas, pocas, pero teníamos nuestras cosas” cuenta Dagmar Llieblová con una dulce sonrisa llena de tristeza al evocar esos recuerdos.

Brundibar T5Dagmar Llieblová también nos habla del miedo que generan aquellos grupos que niegan el Holocausto “esto sucedió y no se puede olvidar. Asimismo, le preocupa que este tipo de personas consigan su fin y hagan que la población deje de recordar esta masacre. “Los jóvenes tienen que transmitir esto a la nuevas generaciones”, insiste “quedamos pocos supervivientes y si ellos no lo hacen…”. Es irónico que tanto sufrimiento intente ser borrado de las mentes de las personas por grupos cuyo fin es que este suceso sea olvidado. Y es más, este tipo de personas solo aumentan. Cuando  preguntan a la superviviente si cree que un hecho de tales características pueda volverse a repetir, ella contesta “yo creo en la humanidad”.

Si quieres que los pelos se te pongan de punta y vivir una experiencia única, no puedes perderte esta ocasión. Siéntete como los judíos por un momento, e imagina lo que suponía esta ópera para ellos. Nunca debemos olvidar esta tragedia y con mucho dolor recordar que la humanidad en un momento perdió el rumbo. Así que no sé a qué esperas para comprar tus entradas.

Entradas relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.