‘El caso Fritz Bauer’, crítica

8 Abr, 2016

Acostumbrados a las películas sobre la Guerra Fría, sobre la dividida Alemania de posguerra, de alemanes en bancarrota y del imperio de la URSS, así como las de la propia II Guerra Mundial y el Holocausto, ‘El caso Fritz Bauer’ sorprende con esta otra parte de la historia.

unnamedEn el filme, que podremos ver el 29 de abril en pantallas españolas, el director Lars Kraume y el actor principal Burghart Klaussner nos llevan a la Alemania occidental de 1957. Desde allí, la Fiscalía de Frankfurt persiguió, entre otros, al teniente coronel de las SS nazis, Adolf Eichmann, responsable de la “decisión final” en la cacería de judíos. 

Traspasando los límites de la legalidad, Fritz Bauer (Klaussner) y su ayudante (Ronald Zehrfeld) investigaron el paradero de Adolf Eichmann (Michael Schenk), con la intención de arrestarlo y llevarlo a los tribunales alemanes. Aunque fue finalmente en Israel donde Eichmann, que se hallaba escondido tras una falsa identidad en Argentina,  fue juzgado y condenado por sus crímenes contra la humanidad.

El metraje también nos lleva por toda una exploración emocional del protagonista, un judío recién llegado de su exilio, bajo amenazas y la presión de los nazis que, incluso doce años después de la guerra, todavía ocupaban cargos públicos. Fritz Bauer era, además, socialista y homosexual, en épocas en las que tales condiciones podían costarle a uno la cárcel.

Aun con un argumento original, basado en una historia real y ambientada cuidadosamente, ‘El caso Fritz Bauer’ peca de ser algo lenta. Como positivo, destacaría el homenaje que rinde al Fiscal General Fritz Bauer, personaje decisivo en la captura y detención de los altos mandos de las SS. 

Entradas relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.