1001 BODAS, EL EVENTO DEL “SÍ QUIERO”

IFEMA (Feria de Madrid) abre el Pabellón 14 con motivo de la celebración de la vigésimo-primera edición de 1001 BODAS, salón de Productos y Servicios para Celebraciones. Este evento, que se celebra en Madrid de manera anual, cuenta este año con más de trescientos expositores: trajes de boda, restauración, fotografía, música, viajes, etc.

La exposición permaneció abierta al público del 25 al 27 de octubre de 10 a 20 horas durante las que los visitantes pudieron descubrir la gran variedad de ofertas comerciales y disfrutar de actividades complementarias como talleres y desfiles organizados por las marcas participantes.

Un espacio de fácil recorrido ofrecía en esta edición nuevas propuestas, desde las más tradicionales a las más innovadoras. La denominada Plaza de las Invitadas reunía prestigiosas marcas con propuestas para la invitada perfecta de la mano de marcas como Chiribita, Cala by Lilian o Lavani Jewels, entre otras. Otra novedad se dio en la Plaza Rituales de Belleza Beauty donde los laboratorios Allergan llevaron a cabo dos tratamientos distintos durante la feria. El área 1001 lab by Nupcial 360, con decoración diferenciada, presentaba a los diseñadores emergentes y empresas que nunca habían participado en ferias. El área 1001 Bodas LGBT también ha vuelto este año para protagonizar tanto la cartelera del evento como una selección de expositores dentro del recinto dedicados en exclusiva a las bodas LGBT.

Los viajes también se convirtieron en un imprescindible de cara a planificar la luna de miel de las parejas. Tanto Iberia como la acción La Vuelta al Mundo, patrocinada esta última por Indomitum, organizaron sorteos y descuentos especiales. Asimismo, Wedding Style Experiences se encargó de transportar a los visitantes a París, la ciudad del amor. Su espacio tematizado permitía recorrer cada uno de los barrios más emblemáticos bajo las luces de la Torre Eiffel.

De manera complementaria a los expositores, y con acceso libre con la entrada a la feria, se organizaron desfiles de firmas que se subían por primera vez a la pasarela como Tulle Rouge, o de las más experimentadas como Félix Ramiro, diseñador que se encargó de colocar el broche final de cada jornada. Por otro lado, talleres de música y DIY –hazlo tú mismo- invitaban a los más atrevidos a ensayar sus bailes nupciales para el gran día y confeccionar obsequios para los invitados de la manera más fácil y económica.  

1001 Bodas ha sobrepasado las paredes del Pabellón 14 gracias a las redes sociales, que cobraron especial protagonismo esta edición. Con el hashtag #YoSoy1001Bodas los participantes entraban en un sorteo a través de Instagram con premios diarios de la mano de Grace Bridal Industries.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.