‘Remember’, crítica

18 Feb, 2016

En ocasiones, vivimos una mentira durante tanto tiempo que acabamos olvidando la enmascarada realidad. La mentira, movida por el sentimiento de culpa, se convierte en nuestra propia verdad. Esta es la cuestión en torno a la que gira la última película de Atom Egoyan, que se estrenará el 4 de Marzo en los cines poster_remember2españoles. El canadiense nos trae con ‘Remember’ la historia de Zev (Christopher Plummer), un nonagenario con demencia senil que emprende un viaje a través del norte de América en busca de Rudy Kurlander, el nazi que asesinó a su familia y a la de su amigo Max cuando estos eran presos de Auschwitz, durante la II Guerra Mundial.

Si bien es cierto que la interpretación de Christopher Plummer es destacable, el argumento de este drama no termina de resultar convincente. Con toques de humor algo fuera de lugar, banaliza un tema tan serio como es el sufrimiento que supone para los supervivientes del Holocausto recordar aquellos años. La trama cuenta, además, con ciertos fallos en el guión (que no desvelaré pero de los cuales el espectador se dará cuenta enseguida) que hacen el film -cuanto menos- inverosímil.

En cuanto al lenguaje empleado en la cinta, parece como si varias personas no se hubieran puesto de acuerdo a la hora de realizar la película. Esta irregularidad en la producción, con escenas muy largas, demasiado subrayadas y música que no acompaña, dan lugar a cierta confusión. Por otra parte, las interpretaciones mediocres -si no malas- exceptuando las de los protagonistas, hacen que ‘Remember’ nos recuerde (nunca mejor dicho) a esas películas de serie B que todos hemos visto en televisión el típico jueves por la noche cuando no encuentra uno nada mejor que hacer.

R_04910Los críticos de cine no se andan con tapujos para calificar a Egoyan como director en declive que “vuelve a defraudar” con este largometraje. Coincidiendo con lo antes mencionado en esta crítica, el diario El Mundo afirma: “Egoyan apenas traspasa los límites expresivos del telefilme (malo) para componer un caótico ejercicio cerca de la comedia involuntaria. Suena cruel, y no. Ni la música fuera de sitio ni las interpretaciones erráticas ni la equivocada y plana puesta en escena ayudan. Quizá infame.” La Razón, por su parte, declara que “«Remember» es de una tosquedad insólita, y aunque Egoyan la justifique apelando al realismo y la inmediatez, no se entiende su acabado televisivo y desmañado, con un clímax final que parece rodado por un principiante.”

Entradas relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.