‘La belle saison’ o ‘Un amor de verano’, crítica

8 Jul, 2016

Corrían los años 70 y era la efervescencia del movimiento feminista. En paralelo al conservadurismo político que imperaba en aquel momento -que no tendía la mano a la homosexualidad precisamente- surgía una nueva conciencia liberal que abría puertas a diferentes orientaciones sexuales. Es este el marco histórico en que transcurre la trama del noveno largometraje de la francesa Catherine Corsini.

unnamed (3)‘La belle saison’, como bien indica su título traducido al castellano ‘Un amor de verano’, cuenta el desarrollo de una relación amorosa a lo largo de la estación estival. Este noviazgo efímero, pues si algo caracteriza a un amor de verano es su delimitación en el tiempo, une a dos mujeres que coinciden en la lucha feminista que se fraguaba entonces en París. Así, Carole (Cécile de France), una parisina, profesora de español y activista política, conocerá a Delphine (Izïa Higelin), una campesina que se traslada a la capital para independizarse de su familia y, casi por casualidad, se acaba involucrando en el movimiento.

Mientras en Madrid se celebraba la conocida como “fiesta del Orgullo Gay”, el filme inauguraba el festival FIRE de cine LGTB, en Barcelona. Hablamos con la directora, Catherine Corsini, y con su pareja sentimental y también productora de la película, Elisabeth Perez, quienes nos dan algunas claves para entender el contexto político y social que retrata la cinta y comentan cómo ha cambiado la situación de lucha frente a la homofobia desde la década de los 70: “En la emergencia del feminismo, y del movimiento homosexual, el campo era enorme, todo estaba abierto. Era una sociedad muy bloqueada, así que había mucho por lo que luchar. Había movimientos políticos que hablaban del colectivo y, gracias a ellos, se consiguieron muchas cosas. En Francia todavía la homosexualidad se consideraba una enfermedad y la lucha por el aborto fue difícil. Son cosas que hoy en día son normales pero, con la normalidad, aparece lo contrario, lo opuesto. Así, antes era un combate contra el Estado, mientras que ahora es un combate entre gente, contra la homofobia que es más visible, que surge en cualquier lugar”.

unnamed (4)Respecto a la producción de la película, Corsini afirma que, por azar, tres cuartas partes del equipo técnico está compuesto por mujeres. La directora ha comentado que “En Francia, el 25% de los realizadores son mujeres y, aunque es verdad que en las escuelas de cine hay una paridad, esa paridad de la escuela no aparece reflejada en la industria”.

Hablamos también de las diferencias que puede haber entre la homofobia que existe hacia los gays y la que sufren las lesbianas. Las productoras han destacado el factor patriarcal, de apropiación y sexualización del cuerpo femenino, en tanto que “la homosexualidad femenina puede ser dominada por la imagen si los hombres adquieren esa imagen y la usan para su propio placer, mientras que es mucho más difícil que lo hagan con dos hombres”

Musicalmente arropada por clásicos temas de artistas como Janis Joplin, Colette Magny o Joe Dassin, ‘La belle saison’ es -más allá del componente reivindicativo- una película tierna, sensual y muy bonita, que inevitablemente despierta cierto sentimiento liberalizador y de resistencia ante una sociedad que, como el final del verano, quiere poner límites al amor.

Entradas relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.