Joy Eslava vibra al ritmo de Comandante Twin

La banda madrileña, Comandante Twin, revolucionó al público de la sala Joy Eslava el pasado sábado 19 de Octubre, fecha que, para Edu Santos, será inolvidable. El evento empezó con fuerza de la mano de los teloneros. The Cooc y Sananda dieron comienzo a una noche que no dejaría a ninguno de los fans de Comandante Twin indiferentes. 

Dos años después de la publicación de su debut, sorprenden a sus fans con estos temas. Letras sinceras, con mucho trasfondo y notable esfuerzo detrás son lo que caracteriza a esta última publicación de la banda. Los fans del grupo lo tienen claro, definen a la banda como “profesionales”. En este concierto, presentación de su nuevo álbum Hoy, Juan y Boris, dos fans que vienen desde Málaga, que son “comandantes” desde el nacimiento del grupo, opinan que el álbum es “de los mejores que han sacado hasta ahora”. 

A mitad de concierto, pudimos ver el lado más personal de Edu Santos, el vocalista de la banda. Guitarra acústica en mano, cantó en solo 1984, junto con todo el público iluminando la sala con las linternas de sus teléfonos, y cantando con él toda la letra. Ilusión, emoción y orgullo se respiraba entre el público.

Invitados especiales

Invitados como Nadia Álvarez, presentada como indispensable para la canción Los Juicios que no llegarán, Gabriel Bauer o Salva Olivia nos regalaron momentos inolvidables de amistad, diversión y compenetración sobre el escenario.

“Ojalá deis apoyo a bandas como nosotros, porque este mundo de la música en España, es muy difícil” nos decía Edu Santos a mitad del concierto. Palabras totalmente honestas que podrían representar lo que ha supuesto para ellos llenar una sala como la Joy Eslava. Después de estas palabras, el público enloqueció al saber cuál era la siguiente canción: Dime que no.

Pero sin duda, el “momentazo” de la noche, como uno de los fans comentaba al salir del concierto, fue cuando comenzaron a cantar Hay una Luz, soltando globos blancos con el logo y el nombre del grupo por toda la sala. Cerraron el concierto por todo lo alto cantando la canción que consideran su “himno”, la canción Peregrinación, que terminó de enloquecer al público, haciéndoles bailar, saltar y gritar hasta quedarse sin aliento.

“De todos los conciertos a los que he ido en toda mi vida, este ha sido el mejor”, nos comentaba un fan muy emocionado en la puerta del concierto. Palabras como estas son las que se podían escuchar por parte de los asistentes al evento, y todos estamos esperando con ansias qué será lo siguiente que Comandante Twin nos tiene preparado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.