“Los últimos” para no ser olvidados

Somos el reflejo de nuestro pasado. Tres generaciones desde la Guerra Civil Española y ochenta años desde un suceso que cambiaría nuestra sociedad y afectaría a España en todos lo niveles. Parece que ochenta años es un periodo muy largo de tiempo, que ya todo está curado y olvidado, pero aún quedan “Los últimos”, nombre también de la exposición que acaba de presentar Luis Areñas.

Y se preguntarán, ¿por qué los últimos?. Porque realmente son los últimos supervivientes que quedan de un fenómeno tan desastroso como fue la Guerra Civil. Un conjunto de fotografías y testimonios únicos; voces olvidadas que reaviven este momento tan reciente. Jóvenes combatientes entre 17 y 18 años, “la mayoría de esas personas no tenían una ideología” comenta Luis Areñas. Son los últimos que pudo conseguir el fotógrafo Luis Areñas entre 2016 y 2017.

Un trabajo de investigación de campo, en el que se busca sobre todo encontrar respuestas. Como bien explicaba el autor, para él era mucho más que una exposición o un trabajo. Era una forma de encontrar las verdades, sin juzgar, solo conseguir respuestas, ya que él, nunca pudo conocer a su abuelo, el cual murió fusilado en la guerra. Se emociona al hablar de su abuelo y al explicar como todos estos jóvenes le contaron situaciones tan parecidas, traumas que llevarían de por vida. Matar a tu vecino o empuñar armas siendo prácticamente niños sin conciencia o conocimiento de lo que hacían.

Una visión humanista que quiere mostrar ambos testimonios, no buscar bandos. Solo refleja la crueldad que tuvieron que vivir miles y miles de jóvenes, que nunca pensaron que tendrían que matar para sobrevivir, que no entendían bien qué pasaba. Una denuncia de las atrocidades cometidas en la Guerra Civil. Por ello, esta exposición intenta sacar del olvido a estas víctimas, poniendo un rostro y un nombre a esos supervivientes, personas, que eran niños hace 80 años y de las cuales la sociedad parece haberse olvidado. 

La exposición se podrá disfrutar en el Institut français de Madrid, en la Galerie du 10 (C/Marqués de la Ensenada, 10). Aunque no están en la totalidad los 60 retratos que se han conseguido durante los dos años de recorrido por toda España en busca de “los últimos”, muestra a gran parte de ellos. En Zaragoza se realizó la primera exposición con 44 retratos, mientras que esta, por el espacio, solo cuenta con 29 de ellos junto al documental que tiene todos los testimonios de los excombatientes. Como explica el fotógrafo, “ha sido un proceso muy emotivo”. “Ser un puente entre una persona y el público”, es importante no olvidar nuestro pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.