‘Un hombre de altura’, crítica

29 May, 2016

Por si no tuviéramos suficiente con el teaser de ‘La bella y la bestia’ -cuyo estreno ha anunciado Disney para 2017-, ni con las tantas otras películas que repiten esta premisa, el cacareado mensaje de “la belleza está en el interior” vuelve a nuestras pantallas.

unnamedEl 8 de julio el filme francés ‘Un hombre de altura’ llega a los cines españoles, bajo la dirección de Laurent Tirard (‘Astérix & Obélix: Al servicio de Su Majestad’, ‘El pequeño Nicolás’) y de la mano de  Jean Dujardin (‘The Artist’, ‘Conexión Marsella’, ‘El lobo de Wall Street’) y Virginie Efira (‘En Solitario’, ’20 años no importan’) como tándem protagonista de la cinta.

Mientras Dujardin da vida a Alexandre, un atractivo arquitecto que, por problemas de crecimiento, no mide más de 1,40m, Efira interpreta el papel de Diane, una brillante abogada que se enamora del que parece su “hombre ideal”, salvo por los centímetros que, según la sociedad, le faltan. Así, Diane tendrá que enfrentarse no solo a las convenciones sociales en lo que a estética se refieren, sino también a sus propios prejuicios y a la idea preconcebida de “príncipe azul”, frecuentemente relacionada a determinados atributos, tales como “alto”, “fuerte” o “protector”.

Así, para aquellos que todavía consideren que el tamaño sí importa, ‘Un hombre de altura’ viene a demostrar lo contrario. Y es que, por muy raro que se nos haga ver al guapísimo Jean Dujardin reducido a 136cm (pues el oscarizado actor en la realidad mide más de metro ochenta), hay que reconocer que sus característicos encantos no fallan a su condición de galán.

Ya lo vimos en la comedia original argentina ‘Corazón de león’ (2013): este remake francés nos presenta la clásica historia de chica conoce a chico, que da lugar a un romance atípico, en el que amor acaba venciendo a los estereotipos de belleza.

En resumen, se trata de una película muy francesa, con toques de humor y momentos ñoños, que entretiene pero no convence. Tan tierna como inverosímil. Una idea que pretende ir a contracorriente, romper con las barreras de la normalidad, y no logra evitar caer en los clichés más estandarizados.

Entradas relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.