rainfer

Rainfer, un centro de primates oculto en Madrid

Rainfer es un centro de rehabilitación de primates cuya localización es secreta dentro de la Comunidad de Madrid

Hace ya 22 años desde que se inaugurara en Madrid el Centro de Rehabilitación de Primates Rainfer, una institución fundada por el biólogo Guillermo Bustelo como un proyecto personal para tratar de ayudar a los primates que han sido secuestrados en su hábitat para ser vendidos como mascotas o explotados en zoos, en circos y en la industria audiovisual.

rainfer-madridLo más curioso de este centro es que apenas nadie lo conoce, y es que sus responsables se cuidan mucho de hacer pública la ubicación del mismo. En su página web solo anuncian que están en Madrid, pero no facilitan la ubicación exacta por motivos de seguridad hacia unos primates cuyo cuantioso valor en el mercado negro podría dar pie a robos indeseables.

Rainfer no es zoo, por lo que no está abierto al público, y únicamente ofrece visitas guiadas para grupos reducidos y bajo reserva previa por email. Desde el momento en que llegas a las instalaciones te das cuenta de que no está preparado para el visitante, sino que aquí son los primates los que se llevan todo el protagonismo. Las visitas han de respetar el silencio para no estresar a los primates y, por supuesto, no pueden tocar a los animales, ni alimentarlos. Tampoco existe ningún tipo de espectáculo con los primates.

En Rainfer trabajan duro para tratar de rehabilitar a unos animales que normalmente llegan en condiciones físicas y psicológicas terribles. Muchos han sido atados, enjaulados, golpeados… se les han sacado los dientes, se ha impedido su crecimiento… Pero lo más complicado es conseguir que vuelvan a ser animales sociales capaces de reintegrarse en un grupo y llevar una vida normal dentro de su condena perpetua a la cautividad.

centro rehabilitación primatesChimpancés, orangután, gibones, capuchinos... son solo algunas de las especies que viven en este centro. Cada una tiene su espacio y sus cuidadores tratan de habilitarlo de la mejor manera posible para que tengan los estímulos que necesitan. Sin embargo, y aunque estos animales son en su mayoría propiedad del estado español, la falta de subvenciones hace harta complicada esta labor. Sus ingresos proceden de donaciones que cualquiera puede hacer a través de su página web para colaborar en la medida de lo posible a que estos animales maltratados tengan una vida un poquito mejor.

No te pierdas este reportaje en el que Marta Bustelo, Subdirectora del Centro, nos cuenta con muchos más detalles la increíble labor que llevan a cabo en Rainfer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.