‘Mañana’. Hablemos de soluciones, no de problemas.

Si alguna vez han llorado de rabia, de pena, de emoción y de felicidad en diferentes momentos dentro de un periodo de 118 minutos, sabrán de qué estoy hablando. Llorar en el cine no es agradable, da vergüenza. Pero, si al encenderse las luces comprueba uno que un alto porcentaje de las personas que hay en la sala se encuentran en la misma situación, la cosa cambia.

unnamed (7)Rozando el millón de espectadores en Francia, desde su estreno en diciembre ya cuenta con el premio César 2015 a Mejor Documental. ‘Mañana’ -que llegará el 29 de abril a las pantallas españolas- es, sin lugar a dudas, una película que está cambiando la forma de concebir la ecología. El activista y director de la película Cyril Dion, la modelo y actriz Melanie Laurent (el rostro angelical que recordamos de ‘Malditos Bastardos’) y un equipo de cuatro personas, se embarcan en una aventura alrededor del globo en busca de opciones alternativas -en ámbitos tan dispares como la agricultura, la energía, la economía, la democracia y la educación-, que combaten los mayores problemas ambientales a los que se expone actualmente nuestro planeta.

Es un mensaje en positivo, una película divertida y amena que, sustentada en datos y testimonios de profesionales, presenta formas creativas de enfrentarse a los desafíos que conviven hoy en la Tierra: el agotamiento de los recursos, calentamiento global, maltrato animal, problemas sociales y de salud, etcétera. Con una financiación inicial de crowdfunding, el equipo recorre al menos 10 países entrevistando a expertos en distintas materias acerca de estas unnamed (6)innovadoras propuestas. Partiendo de las causas de los problemas, de este mundo de locos pensado para la desigualdad y para que las cosas no cuadren, nos descubren variantes a los modelos tradicionales que, lejos de estereotipos y prejuicios habituales hacia lo “green” -que muchos consideran de “hippies” o ineficiente-, demuestran ser un éxito en eficiencia y en sostenibilidad. 

En agricultura, por ejemplo, aprendemos sobre la agricultura ecológica, la permacultura, o sobre huertos urbanos en países desarrollados como Estados Unidos, Francia o Reino Unido. Ciudades como Copenhague, muy cerca de alcanzar el ideal de 100% de energías limpias, o como San Francisco, que apuntan al famoso “zero waste” con el compostaje de sus residuos. Economías circulares, formas de comercialización local, utilizando herramientas como monedas complementarias, sirven de ejemplo desde Suiza o Reino Unido. Pero todas estas ideas creativas deben estar amparadas por la ley, por lo que el largunnamed (5)ometraje también nos muestra otros sistemas democráticos (al parecer hay todo un mundo más allá de la democracia representativa por elecciones), que facilitan la participación ciudadana. Por último, modelos educativos como el finés que, muy alejados del tradicional, han resultado todo un éxito. 

En definitiva, ‘Mañana’ es un call to action, una llamada a la acción a que se comentan estas posibilidades como soluciones a la evidente crisis ecológica por la que estamos pasando. Es una ilustración de un futuro que, en realidad, ya es hoy. Cómo el mundo está tomando conciencia y existen comunidades que han decidido hacer las cosas de manera diferente, respetando el medio ambiente. El documental nos abre los ojos ante lo que sí podemos hacer, porque aún (y quiero recalcar el “aún”) estamos a tiempo de reaccionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.