Netflix apuesta por Italia con ‘Suburra’

Analizamos la primera temporada se ‘Suburra’, la serie de producción italiana de Netflix. El nombre de la serie se corresponde con el de un barrio milenario de Roma y esta se centra principalmente en los círculos de corrupción que afectan a la sociedad romana en la actualidad. Gran parte de esa trama de corrupción se focaliza en dos familias del crimen organizado, aunque también tendrán peso algunos empresarios, políticos corrupto y, por último, como plato fuerte aunque discreto, el Vaticano.

La Suburra, este lugar no ha cambiado en 2000 años. Patricios y plebeyos, políticos y criminales, prostitutas y curas… Roma“. Bajo el nombre de Suburra, se conocía a un barrio de la antigua Roma en el que el crimen y la inmoralidad convivían mano a mano con el poder de la ciudad. Un universo podrido y oscuro trasladado a la Roma de hoy en día en el que las tácticas mafiosas lo dominan todo.

Basada en una novela escrita por el juez y novelista Giancarlo de Cataldo que se convirtió en best-seller, y también fue llevada al cine (en 2015, con una coproducción de Netflix y la RAI), Suburra se inspira en un escándalo de corrupción real, que se inició en 2008 por la venta de terrenos de un pueblo costero cercano a Roma. Y muestra un costado oculto de la ciudad fundada por Rómulo y Remo, aquella que “no puede gobernarse”, como explica un personaje,“A lo sumo, se administra”.

La serie consta de diez episodios de unos 50 minutos cada uno. Lo más llamativo es la elección del orden narrativo. Los capítulos arrancan con una escena que da paso a los títulos de crédito para luego saltar atrás en el tiempo y relatar los acontecimientos que desembocaron en esta escena de apertura del episodio que se convierte también en una de las últimas. ‘Suburra’ juega a esconderle información al espectador y a ir dosificándola a placer según su estrategia narrativa. Algo que puede jugar a su favor, pero también en su contra, ya que a veces resulta un poco repetitiva esa estructura. Con unos personajes femeninos con mucha fuerza y recorrido, y una ciudad imperial que vuelve a desenvolverse como el mejor escenario, una Roma que luce tan atractiva en la pantalla como siempre.

‘Suburra’ cuenta con todos los ingredientes que se le pueden exigir a una serie sobre la mafia, los tópicos también, conjugados de tal manera que el resultado es una ficción oscura, violenta y que no da tregua. Los dos primeros episodios son una auténtica carrera contra el tiempo en la que contar todo lo posible, como si los diez capítulos que componen la primera temporada no fuesen suficientes.  Muy recomendable verla en italiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.