Judith Mateo y su banda, en concierto

“Espera”, interrumpes la conversación. “¿Oyes eso?”. Afinas el oído. Es una melodía. La reconoces. “¡Qué temazo!” piensas. ‘Sympathy for the Devil’, un clásico. Le sigue una balada, “de Boston, creo que es”. Reconoces el grupo, e incluso el tema, casi desde el primer riff. ¿A quién no le ha pasado nunca?

ef030a76-142d-4133-9467-d97e40d46094Lo que no resulta tan común es disfrutar de los clásicos temas de rock, en directo, interpretados al violín y a las manos de la mismísima Judith Mateo. Y es que el talento de esta rockera sobrepasa las expectativas cuando versiona a grupos tan míticos como AC/DC, Led Zeppelin o Metallica. Así lo hizo el pasado viernes, acompañada de su prometedora banda, en la sala Joy Eslava de Madrid.

Tocaron un amplio repertorio que incluía temas muy variados: desde canciones lentas como el ‘Bring me to life’ de Evanescence, canciones tan melódicas como ‘Dust in the Wind’ de Kansas, pasando por algunos más cañeros como ‘Smoke on the Water’ de Deep Purple a un estilo folk puramente irlandés, para finalmente acabar con su nuevo disco ‘Rock is My Life’, el quinto de estudio de la banda, que esta aprovechó para presentar en el concierto.

La puesta en escena flaqueó al principio, cuando se rompió inesperadamente una de las cuerdas del violín de Judith. Sin embargo, el resto de miembros del grupo continuó tocando con normalidad y el público quedó satisfecho. La sala, por su parte, acogía a aproximadamente tres cuartos de su aforo. Una audiencia de lo más variopinta, de todas las edades y todos los estilos imaginables, que acudía a su cita indispensable con los artistas y, por supuesto, también con el rock.

En resumen, una apuesta más que segura para pasar una velada de viernes de la forma más original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.