Fin de gira de Miss Caffeina

Miss Caffeina consigue tres sold out en un año con su álbum Detroit y sigue sorprendiendo a su público en cada concierto

El grupo madrileño Miss Caffeina sigue cosechando éxitos con su álbum Detroit y finaliza su gira con un multitudinario concierto en la Sala Riviera (Madrid). Unas 2000 personas asistentes se dejaron llevar por la maravillosa música de Alberto, Sergio, Álvaro y Antonio.

Miss Caffeina entusiasmó al público con míticos como Capitán, Ley de Gravitación Universal y 19. Al igual que su nuevo álbum Detroit, principal de la gira y esta noche. Detroit les ha abierto muchas puertas en el panorama musical y radiofónico mundial; como menciona Alberto en una entrevista para el ABC «Desde que tuvimos cabida en esas radios notamos que empezaba a venir más gente, y gente diferente a la que solía venir a vernos. Y lo seguimos notando a día de hoy. Este disco nos ha traído más cosas y más grandes. Es un disco muy pop, muy accesible, que nos ha llevado incluso a fiestas de ayuntamientos, donde te conoce mucha gente que en principio quedaría fuera del espectro de seguidores»

El concierto comenzó con un acústico, para que los fans disfrutaran de un ambiente íntimo y especial. Una forma de acercarse al público mediante el primer acto, Room.  Tocando así algunas de sus canciones favoritas versionadas por Alberto, el cantante principal del grupo. Siguieron las sorpresas, cuando Alberto cogió una guitarra y dijo “quiero hacer algo que no hago nunca, y es cantar solo, la voy a tocar como se creó, con sus fallos, porque yo no soy guitarrista”. Y así empezó a cantar 19, viajando todos a otro mundo, a otra época, volviendo al 2013. El acústico continúo con canciones nuevas y viejas y cayó el telón para dar a la segunda parte.

La llegada del Rock y la segunda parte, hora de tocar Detroit, luces impactantes, sonidos de guitarras, baterías, etc. Canción tras canción el público saltaba de emoción y gritaba a pleno pulmón cada una de las canciones del tercer álbum. Todo el mundo se emocionó cuando de repente, Alberto empezó a cantar Time of my life, un mítico del cine clásico, Dirty Dancing, para agradecer así a sus fans estos dos años de apoyo. Para luego volver a subir el ritmo con la canción de Ácido que cantó todo el público entusiasmado.

En la tercera parte del concierto salieron en grandes letras moradas RAVE. Dando lugar a la última parte del concierto, la más psicodélica de este. Metieron así una mesa de DJ en el escenario dando ritmo a las canciones de Miss Caffeina. Para finalizar este maravilloso concierto lleno de sentimientos, sorpresas y cariño, volvieron a tocar Mira cómo vuelo, dando un final perfecto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.