Muros, el nuevo documental de Pablo Iraburu y Migueltxo Molina

Pablo Iraburu y Migueltxo Molina, creadores del documental Pura Vida (2012), vuelven a encontrarse en la coproducción de ‘Muros’. En esta ocasión, el periodismo de denuncia toma forma con una película documental que, sin entrar en valoraciones, plantea la cuestión sobre la necesidad de muros fronterizos.

Walls_Poster_8783El rodaje se produjo en 3 fronteras, 6 de los más de 20 países que actualmente cuentan con verjas o muros. Estos son: el que existe entre EEUU y México, la alambrada que divide Melilla de Marruecos, y la que separa Zimbabwe de Sudáfrica. Se trata de una narrativa visual, una película sobre la vida de personas reales, personajes con los que todos podemos sentirnos un poquito identificados en sus escenas cotidianas, aspectos del día a día que, a un lado y al otro del muro, todos vivimos. Y es que, aún con nuestras diferencias, con distintas religiones, con nuestras leyes, costumbres, y, sobre todo, diferentes oportunidades, este filme nos muestra cómo, en esencia, todos somos iguales.

Los productores han comentado la espontaneidad con que cogían sus cámaras y grababan las conversaciones que mantenían los protagonistas según iban surgiendo. “Lo mágico y trágico de hacer documental es que trabajas con la realidad como materia prima. La película está viva, y sigue.” – han señalado.

Con mucha naturalidad, transmite una conexión con los personajes que parte de la confianza que los tres productores afianzaron con los protagonistas. La co-producción ha sido posible gracias a Discovery Max y a Veo TV, entre otros, pero los directores insisten en que el mérito del guión es de las propias personas que aparecen en el filme. “No había claquetas, no había nada, el guión lo escribieron ellos. Nosotros solo estábamos ahí.”, ha comentado el director, Pablo Iraburu.

Gracias a esto, ‘Muros’ cobra realismo, e invita al espectador a conocer las verdaderas condiciones en las que estas personas intentan cruzar las fWalls_Foto_película_9339ronteras, y a las personas que se encuentran al otro lado del muro, como dos oficiales de la Guardia Civil, en Melilla, con los que también podemos incluso sentirnos identificados. La película denuncia una situación actual que está pasando en cada vez más países, y contra la cual no se parece actuar lo suficiente. “No te haces un cineasta muy popular si le dices a tu audiencia que ellos son los malos de la película, pero creo que es así.”, ha agregado Pablo.

Además de mostrar las similitudes entre pueblos, ‘Muros’ nos enseña las diferencias en las ambiciones, las aspiraciones que a un lado y a otro, tenemos en la vida.“Al principio hicimos una sinopsis en la que decíamos que todos compartíamos la misma búsqueda de la felicidad. El rodaje nos la desmontó, porque no es cierto. La felicidad es un lujo que nos podemos permitir los que vivimos bien, pero cuando hablas de felicidad en el monte Gurugú te miran como diciendo “nosotros solo queremos vivir”, y nos dimos cuenta de que el asunto era la supervivencia.”, añade.

Walls_Foto_película_9317Con la construcción del muro israelí en Cisjordania, parece que el miedo se convierte, una vez más, en odio. Y esto lo retrata muy bien Al, uno de los protagonistas de la película que, desde EEUU, se dedica a ayudar a los mexicanos que cruzan la frontera. Este nos recuerda cómo cuando los estadounidenses entran en México encuentran un cartel bien grande que dice “bienvenidos”, y en cambio, en sentido contrario, los mexicanos se topan con un gran muro que dice claramente “alejate”, “fuera de aquí”, “este no es tu territorio”.

El proyecto, que venía desarrollándose desde hace un año, se estrenará en cines el 9 de octubre y ya cuenta con una mención en el Festival de San Sebastián y con una serie en Discovery Max que podremos ver a finales de este año, y que incluirá las escenas rodadas en la frontera entre India y Bangladesh, eliminadas del largometraje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.