Los 7 personajes más insoportables de la televisión.

Yo, como buena milenial soy adicta a las series. Empecé a verlas cuando era bastante pequeña y aprendí a usar programas poco éticos con solo 10 años para poder descargarme las nuevas temporadas de mis series favoritas. A lo largo de todos estos años me he encontrado personajes de los que me he encariñado mucho, ya sean buenos o malos, personajes carismáticos, odiosos, personajes de relleno… y algunos personajes realmente insoportables que son de los que vamos a hablar hoy.

Esos personajes que, sin ser malos, incluso siendo protagonistas muchas veces, cuesta cogerles cariño.

¡Vamos a hacer un repaso de los personajes de las series (las que he visto yo, claro) más insoportables de la historia!

  1. Carrie Bradshaw. La icónica protagonista de Sexo en Nueva York es un auténtico peñazo. Escribe una columna con reflexiones banales en la que pretende mostrarse como una mujer empoderada e independiente pero que en realidad solo espera que un hombre rico le compre un anillo de Tiffany’s y un ático de lujo en Manhattan. Se cree una mujer moderna por sentarse delante de un Macbook y convertir su desesperante necesidad de aprobación masculina en chorradas con forma de frases reflexivas de auto ayuda para las otras mujeres exactamente igual de desesperadas que ella y a las que la realización personal solo les importa en tanto que les sirva para encontrar un hombre que las mantenga.
  2. Hannah Horvath. El personaje femenino más egocéntrico del siglo XXI y que  coprotagoniza la serie Girls. Hannah es una chica de 24 años que vive en Nueva York y su sueño es convertirse en escritora pero ¡Sorpresa! se da cuenta de que hay que dedicarle mucho tiempo y esfuerzo y eso ya no le gusta tanto. Y,  ¿qué hace? pues como buena milenial se queja. Se queja mucho, todo el día, todo el tiempo mientras no hace absolutamente nada por avanzar en su vida y culpa al mundo y la sociedad de todos sus problemas. Lena Dunham desde luego consigue captar de forma brillante la esencia milenial creando un personaje femenino que lo tiene todo a su disposición y nunca ha tenido que enfrentarse a nada pero que aún así se siente la mayor víctima de la sociedad y de su tiempo.
  3. Dan Humphrey. Gossip Girl es una de las series de mi adolescencia y le guardo mucho cariño. Pero desde el primer capítulo este personaje me pareció realmente insoportable. Dan es un chico de Brooklin (ya sabemos que en estas series si alguien es de Brooklin es que es pobre) al que le dan una beca para estudiar en un colegio pijo del Upper East Side.  Dan pretende llevar un rollo bohemio y ¡cómo no!, ser escritor  y por supuesto quejarse mucho de que sus compañeros son millonarios y él no. ¡Pobrecito! Así que se dedica a ser un acosador y muy pesado. El único que temporada tras temporada consigue que empaticemos cada vez menos con él.
  4. Emily. ¿Hay algún fan de friends que no odie a Emily? Además de hacer que Ross tuviera que elegir entre su amistad con Rachel o ella, el personaje en sí no tiene ningún tipo de interés ni de carisma. Una chica tonta, celosa, controladora y que no aportaba absolutamente nada. El peor matrimonio de la serie y eso que hubo muchos.
  5. Dr. Foreman o el eterno segundón que nunca llegó a ser House. Cuando no conseguía ser tan bueno como su carismático jefe, sacaba su lado moralista y nos tocaba a todos las narices. Un personaje que sí aportó mucho a la serie pero del que te encariñas con la misma velocidad con la que dejas de soportarlo. Lo sentimos Foreman, ¡No eres House!
  6. Horatio Caine. Si, todos odiamos a Horatio, lo sé, pero no puedo dejar de incluirlo en esta lista. El insufrible policía científico de CSI: Miami que pretendía equipararse a Grissom pero no conseguía ser ni su marca blanca. Egocéntrico, pretencioso y con una mirada de intensidad insoportable que resolvía los crímenes quitándose y poniéndose las gafitas de sol y soltando frases trascendentales mirando al infinito ¡Qué aburrimiento de hombre!
  7. Marina Nunier. Actriz principal en la serie española Élite. Sí, esa chica que tiene VIH y se compadece a sí misma pero tiene relaciones sexuales sin condón. Una niña pija, insoportable que no sabe lo que quiere y cuyas motivaciones para hacer todo lo que hace se sostienen menos que la línea argumental de la serie, qué ya es difícil. Un personaje cliché con los añadidos necesarios para ser un cliché milenial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.