La Caldera de Taburiente, imprescindible del verano

Se va acabando el verano, pero no por ello las ganas de disfrutar. Si lo tuyo es la montaña, este post está hecho para ti. Venga, apúntate a la aventura y aprovecha estos pocos días de vacaciones para recorrer con nosotros un lugar único y maravilloso de la isla de la Palma.

Ya hemos viajado con El Grillo Amarillo a la Palma, pero hoy vamos a hacer algo diferente adentrándonos en su interior. En concreto, vamos a ir hasta la Caldera de Taburiente, así que ponte las botas de montaña, protección solar y que no falte el bikini. Y sí, os preguntareis que es la Caldera de Taburiente. Es uno de los Parques Nacionales que componen el archipiélago canario, junto el Timanfaya o las Cañadas del Teide. En especial, este parque se caracteriza por una abundante vegetación te hará sentir que estás en otro mundo. ¿Y por qué? Pues porque cuando recorres la isla no ves ningún paisaje de estas características.Resultado de imagen de caldera de taburiente

La Caldera de Taburiente lleva siendo Parque Nacional desde octubre de 1954 y Reserva Mundia de la Biosfera desde 2002. Además, abarca una superficie de 46,9 km², que junto a la Zona Periférica de Protección comprende 59,56 km². Asimismo, la Caldera está rodeada por un cerco rocoso que la forma de 2.426 metros, siendo el punto más alto de la isla y denominado el Roque de los Muchachos. Este Parque está compuesto a su vez por puntos en los cuales están las aguas fluviales, que hacen este lugar incluso más mágico. Siendo estas fuentes en su mayoría aguas limpias y cristalinas.

Uno de los recorridos que frecuentemente es realizado por los turistas es descender desde la zona de los Brecitos, que se encuentra a una altitud superior a los 1000 metros, hasta el Barranco de las Angustias, donde se da por finalizada esta ruta. Este camino abarca aproximadamente unos 16 Km, en los cuales se recorren diferentes zonas esenciales que se deben ver en la Caldera de Taburiente. También cabe la posibilidad de solicitar un permiso y acampar en la zona habilitada para tal fin. Esta zona está a 6 km de los Brecitos, con un acceso sencillo, sobre todo para aquellas personas que nos están acostumbradas a este tipo de senderos. Además, es posible bañarse en las charcas que se forman mediante el agua que desciende de las altas montañas, que son como pequeñas piscinas naturales. Otra de las características de la zona de acampada es que está habilitada con un centro de información y baños.Resultado de imagen de caldera de taburiente los brecitos

Aquellas personas que decidan hacer el recorrido completo podrán observar las numerosas charcas que componen esta ruta, al igual que los diferentes monumentos naturales como son el Roque Idafe o la Cascada de Colores. Para poder llegar a estas zonas, es necesario subir por el centro de información y bajar por el conocido Reventón, que como muy bien su nombre dice acabará agotándote. Tras este y al llegar a parte del barranco os encontrareis con Dos Aguas, donde se cruzan las dos cascadas. Es un lugar muy hermoso porque es donde se unen las dos corrientes de aguas fluviales.  “Las aguas del Barranco de Rivaceras, que nace en áreas del complejo basal, presentan un fuerte color amarillento-pardo debido a sus aguas ferruginosas, que al depositarse forman magníficos contrastes de color como en la Cascada de Colores.” Aunque este no es el único manantial, ya que este Parque contiene 70 manantiales y galerías.Resultado de imagen de caldera de taburiente cascada de colores

Tras la Cascada de Colores, tenemos que seguir con la caminata accediendo por un terreno muy variado que te harán apreciar los contrastes que existen en la propia Caldera. Esto se debe a que la zona de barranco es más árida y rocosa, frente a los senderos que son más frondosos en cuanto a vegetación y fauna. También recordar, que la Caldera está compuesta por diferentes plantas autóctonas de la isla como son el Pino Canario, las Tabaibas, los verodes, el cedro de Canarias, etc. Respecto a la fauna, abundan en insectos la escolopendra y la araña lobo. En mamíferos podemos encontrar el arruí, las cabras, los conejos, gatos asilvestrados, etc. Y en Aves tenemos el cernícalo, la graja (autóctona de la Palma), el cuervo… Entre otros animales como pueden ser el lagarto tizón o la ranita meridional.

Tras 6 horas de caminata hemos terminado el recorrido, solo esperamos que lo hayan disfrutado y que repitan de nuevo. A pesar de las agujetas estamos seguros que habrá sido un momento único e inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.