‘El jugador de ajedrez’, crítica

Como cada viernes, los estrenos vuelven a las salas de cine. Hoy 5 de mayo, se estrena ‘El jugador de ajedrez’ película dirigida por Luis Oliveros (‘Las aventuras del Capitán Alatriste’, ‘El ángel de Budapest’) y protagonizada por Marc Clotet (‘El caso. Crónica de sucesos’), Melina Matthews (‘El Principe’), Alejo Sauras (‘Sólo química’, ‘Algo que celebrar’) y Pau Durá (‘El principe’).

ElJugadorDeAjedrez_001‘El jugador de ajedrez’ está basada en la novela homónima de Julio Castedo. Nos situamos en 1934, donde conocemos a Diego Padilla (Marc Clotet), un hombre sin ideologías que vive por y para el ajedrez. Sin embargo, esta pasión pasa a un segundo plano cuando conoce y se enamora de la periodista francesa Marianne Latour (Melina Matthews) durante uno de sus torneos. Pasados los años Marianne convence a Diego para que junto con la hija de ambos se vayan a vivir a Francia, donde poco tiempo después Diego será acusado de espía por los nazis y encerrado en una prisión de las SS. En la prisión, Diego intentará sobrevivir en un entorno hostil gracias a la afición al ajedrez del coronel Maier, el oficial al mando, un hombre hierático, hedonista e imprevisible.

Durante toda la película los actores exprimen las emociones de sus personajes metiéndose en el papel que encarnan hasta lograr traspasar la pantalla con sus emociones. Tanto Marc Clotet como Marianne Latour brillan y son capaces de plasmar la angustia y desesperación de aquellos años con sus interpretaciones.

A medida que se desarrolla la historia se desvelarán sucesos que explicarán los motivos por los que esta pareja verá su vida truncada al llegar a París. Diego tratará de sobrevivir en una prisión nazi enseñando ajedrez al coronel sin saber el por qué de su cautiverio. ¿Será capaz de sobrevivir? ‘El jugador de ajedrez’ narra esta historia de una forma tan diferente como especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.