Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla homenajearán a la mujer en la trigésimo segunda edición de los Premios Goya

Los cómicos albaceteños prometen ser fieles a su “sofisticado humor manchego” para lograr una ceremonia amena, divertida, feminista, apolítica y sobre todo, una gala más breve de lo normal

El próximo sábado, 3 de febrero, se celebrará la 32ª edición de los Goya en el Hotel Marriot Auditórium de Madrid. Los humoristas manchegos, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, han sido elegidos para dirigir la gala del cine español. Nora Navas, la vicepresidenta de la Academia de Cine, asegura que “el humor salvaje y surrealista” de los presentadores permitirá que mucha gente (aquella que no está acostumbrada a presenciar este tipo de eventos) tenga curiosidad por el cine español y definitivamente, se anime a ver la gala de los Goya 2018.

Tanto Joaquín como Ernesto intentarán protagonizar una gala entretenida y corta. La brevedad de la ceremonia es uno de los objetivos primordiales, ya que nadie quiere aburrir al público con largos agradecimientos. Es más, los cómicos ya han amenazado a los futuros premiados: “quien se alargue en su discurso tendrá castigo con manguera”.

En esta edición el humor malagueño de Dani Rovira cederá el testigo a la gracia manchega, la cual se caracteriza por lo absurdo más que por la crítica política. Los albaceteños afirman que para hacer ese tipo de humor es necesario estar informado y a ellos les da pereza. Por esta razón, serán fieles a su estilo: un humor salvaje, surrealista, absurdo, abstracto y especialmente feminista. Ambos presentadores tienen claro que la mujer se merece un homenaje, ya que los últimos acontecimientos han provocado que el mundo del cine reivindique respeto e igualdad para ella.

Ernesto Sevilla ha confirmado que ser presentador de los Goya “es un sueño hecho realidad”. Los humoristas están felices a la vez que nerviosos por participar en esta trigésimo segunda edición. La diversidad de géneros e idiomas será un aspecto fundamental en estos premios. Sin embargo, el albaceteño ha confesado que le parece injusto que un género como la comedia siempre esté maltratado en este tipo de galardones. Defiende que “la comedia tiene capacidad suficiente para contar cosas serias”.

Con ayuda de los consejos de Dani Rovira, Joaquín Reyes ha declarado que está blindado en lo que al mundo online se refiere. El humorista afirma que su trabajo termina en la gala, dice estar alejado de las redes sociales y además, asegura que no va a leer ninguna de las críticas que escriba la gente.

Humor manchego, feminismo, brevedad discursiva y diversidad cinematográfica. Esta es la carta de presentación de la mayor ceremonia de cine de nuestro país. Y ya saben, no duden en presenciar la gala de los Goya 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.