‘El hombre que conocía el infinito’, crítica

Mañana, viernes 13 de mayo, se estrena ‘El hombre que conocía el infinito’, película protagonizada por Dev Patel, Jeremy Irons y Toby Jones, y dirigida por Matt Brown. Está basada en el libro de Robert Kanigel, que cuenta el drama de la vida de Srinivasa Ramanujan, un chico indio que revolucionó teorías que algunos de los mejores matemáticos del momento daban por imposibles en la época de la Primera Guerra Mundial, donde el racismo y las clases sociales eran parte de la vida cotidiana.

unnamed (6)Sinopsis: La película es un biopic sobre el matemático indio Srinivasa Ramanujan, cuyas teorías fueron revolucionarias. Nace en Madras (India) en la pobreza, pero logra ser admitido en la Universidad de Cambridge durante la Primera Guerra Mundial, por lo que tendrá que dejar atrás a su familia y a su prometida para viajar a Reino Unido y cumplir su sueño. Allí se convertirá en un pionero en el campo de las teorías matemáticas gracias a la ayuda de su excéntrico profesor, G.H. Hardy, pero también tendrá que hacer frente a los prejuicios y el racismo. 

Srinivasa Ramanujan es un joven sin muchos recursos que destaca por sus dotes con las matemáticas. Sus superiores descubren su talento y le ayudan a ponerse en contacto con un profesor de la Universidad de Cambridge para que les ayude con sus teorías y desarrolle el don que posee.

Será el profesor G.H. Hardy (Jeremy Irons) quien acepte ayudarle y enseñarle, momento tras el cual la vida de ambos cambiará. Mientras aprenden a ayudarse mutuamente, la guerra irrumpe en la vida cotidiana de la universidad añadiendo más problemas a los que ya tenían en sus vidas. Sobre todo el joven Ramanujan, que nunca dejó de extrañar su querida India, y que ahora tendrá que lidiar con el trato racista que le dan algunos profesores de la universidad y sus propios compañeros.

La supervivencia de G.H. Hardy será cada vez más dura, pero a su lado siempre estará su inseparable amigo Littlewood (Toby Jones). Jeremy Irons en su gran papel como profesor lucha a capa y espada por defender las teorías de su pupilo que resulta ser un brillante matemático, por lo que su lucha no cesa hasta que no es reconocido por el resto del claustro como lo que es.

En una despiadada lucha por la supervivencia y el reconocimiento como el genio que es, Srinivasa deberá pasar por clases y esfuerzos sobrehumanos para poder aprender a probar sus teorías y que esto sirva para que todo aquel que alguna vez trató de hacerle sentirle inferior le contemple como la extraordinaria persona que es y se de cuenta de lo importante que son sus hallazgos sin importar de donde vengan.

Drama, realidad, amistad y amor es lo que vamos a ver en esta película, en la que todos y cada uno de sus protagonistas no podrían brillar sin el otro. La vida a veces te enseña de la manera más cruel, y eso es una de las cosas que vamos a ver en este film distinto e intenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.