El Hombre Garabato, indie rock granadino en vinilo

El Hombre Garabato publicó el pasado 7 de octubre su nuevo trabajo “Demonios”

Hoy El Grillo Amarillo ha tenido el placer de conocer a El Hombre Garabato, un grupo de música alternativa que se abrió paso en el 2007 con un par de canciones, para posteriormente, en el 2010 hacerse un pequeño hueco en el panorama pop-rock español con sus cautivadoras letras y una crítica a lo establecido. Aquí os dejamos la entrevista para que los conozcáis un poco más.

Desde el 2007 creando música. ¿Cómo fue meteros en este mundillo?

Cada uno de nosotros lleva mucho tiempo con sus distintas formaciones musicales. En 2007 en realidad lo que grabamos fueron tres o cuatro canciones que no llegamos a publicar, sino que estuvieron en alguna plataforma digital. Pero podemos decir que fue realmente en el 2010 cuando grabamos nuestro primer largo y echamos a andar en esto, en una formación de rock.

¿Qué fue lo más complicado a la hora de grabar, este primer sencillo o largo?

Siempre lo más complicado es la financiación económica. Sobre todo cuando partes de un punto en el que no sabes si vas a vender discos o si vas a hacer conciertos. Pero, antes de que existiera el crowdfunding, hicimos algo similar con nuestros amigos. Nos dieron dinero por aquí y por allá y lo invertimos en el disco. Y salió bien, nos dio pie a seguir trabajando.

¿Cuáles han sido los mayores seguidores o el apoyo más grande en la trayectoria musical de El Hombre Garabato?

Hemos tenido ayuda por parte de muchas partes, principalmente amigos de Granada. Después, cuando el grupo ha ido creciendo hay artistas que se han interesado y nos han ayudado. Muchos medios de comunicación se han hecho eco y, tímidamente, el grupo ha ido creciendo.

En cuanto a la colaboración de los medios, hemos visto que habéis salido en Radio 3. ¿Cuál es la trayectoria que vais a seguir en este medio?

La que ellos nos dejen, porque la verdad es una de las emisoras más potentes de música alternativa e independiente. Que una emisora de ese calibre se haga eco del disco y lo ponga, o incluso te deje ir a tocar algunos de los discos en los conciertos de Radio 3, es digamos una subida en el escalafón y una posibilidad de difusión mucho mayor que la que nosotros mismos tenemos.

¿Cómo consideráis que es este último CD?

Es un vinilo que habla de las relaciones interpersonales, pero no es el tema principal, sino más bien los desajustes emocionales, los miedos y las inseguridades. Todo lo que interiormente no está ajustado, es una manera de nombrarlo y ponerlo en evidencia.

¿Podríais hablarnos de la letra de “sentirnos fuertes”?

Queríamos reflexionar sobre diferentes demonios. Uno de ellos era el miedo colectivo, sobre todo, el miedo a lo diferente, el miedo a los nuevo. Algo que parece que nos va a acorralar. Queríamos hacer una reflexión sobre ese miedo colectivo que ha sido tan trágico durante la historia. Al escribirlo, yo pensaba en mis propios miedos a lo nuevo y en los miedos que tenemos a lo que socialmente tenemos de fuera, y cómo el sistema se ha dinamitado.

¿Estaríamos hablando entonces de una crítica a la sociedad?

Sin duda, a mis propios miedos y a los miedos sociales. Venimos a decir que esto es imparable, que las raíces están interconectadas. Somos ciudadanos del mundo todos y al final esto es imparable y tenemos que dejarnos invadir en el buen sentido por el otro, por la otra persona que nos puede aportar cosas nuevas y diferentes.

En cuanto a las colaboraciones. ¿Cómo fue trabajar con Miguel de Ríos?

Un lujo, imagínate. Nosotros lo admiramos desde que somos muy pequeñitos, y él nos mencionó en varios medios locales como una de las bandas a destacar en Granada. Nosotros estábamos grabando en ese momento y vimos un par de canciones en las que él podía meter su voz, así que tocamos en su puerta y, a pesar de que tuvimos que insistir bastante, él enseguida accedió amablemente. Además nos consta que después ha seguido hablando muy bien de nosotros. Es un lujo tenerlo en el disco porque cualquier canción que él coja la levanta a diez metros.

¿Posibles colaboraciones?

En los discos posteriores van a seguir habiendo colaboraciones porque somos muy seguidores incluirlas en los discos. Les da un toque diferente, a nosotros como artistas nos agrada que haya gente no necesariamente conocido, sino gente que pueda aportar otra mirada a las canciones.

¿Qué es lo más complicado de producir para El Hombre Garabato?

Es difícil, nunca sabes lo que puede pasar. Hay mucho en juego de azar en las grabaciones. Nunca sabes si los arreglos están siendo los adecuados, si el contexto está siendo el adecuado, si estás emborrando el tema… Hay mucho de azar y mucho de experiencia, y son ya cuatro discos más los que hemos hecho con otras formaciones, lo que hace que uno aprenda a ver lo que sobra y lo que falta. La auto producción es dura, pero es muy agradable porque haces lo que te da la gana. Usas los pedales, las guitarras y las voces que te apetece. Y esto te da mucha libertad, es muy satisfactorio.

¿Pueden contarnos alguna anécdota en la producción de este vinilo? ¿o de algún concierto?

Lo más inmediato fue ser teloneros de 091, como experiencia. Con su gira de Resurrección que cuenten con nosotros para acompañarlos y para abrir un poco el telón con ellos.

¿Cómo fue esa experiencia?

Plaza de toros de Granada, no sé, alrededor de 10.000 personas que tenían muchas ganas de ver ese grupo tras 20 años en reposo digamos. Pues fue genial.

¿Qué es lo más que teméis de este proyecto?

Lo que uno siempre teme es haber llegado a su techo creativo, ese es el miedo que tienen todos los artistas. Creo que hasta Bod Dylan lo tiene que tener. La sensación de decir “quizás ya no soy capaz de dar más” es complicada. Entonces echas el disco, es como un parto doloroso, es costoso. Das a luz el disco y te quedas vacío y dices seré capaz de ponerme o sentarme a escribir de nuevo, de montar otra melodía, de crear otro tema… ahí entra un pánico, que no sabemos muy bien si se soluciona o no. Creemos que, si hemos sido capaces de componer 4 discos, creemos que podemos seguir haciéndolo. Pero siempre tienes ese miedo y ese pánico de que un día no tengas nada que contar. Y eso puede ser difícil. Yo creo que no, que todavía tenemos buenas canciones por hacer.

A la hora de escribir vuestras canciones, ¿qué es lo que os ayuda o inspira?

Hay una doble vertiente en la escritura de las letras, una mirada interior y una mirada social, siempre. O estamos hablando de las dos cosas a la vez o estamos hablando de aspectos que hay interiormente, vivencias… o tratando de narrar y cantar la realidad. Bien para criticarla o para fotografiarla en ese momento, por eso observamos la prensa, vemos muchos artistas…

¿Qué tiene este disco diferente a otros?

Es un disco muy abierto, tú lo escuchas y conectas con aspectos de tu vida que te pueden servir y que te pueden llamar la atención. Es un disco que tiene muchas imágenes simbólicas, surrealistas, puede conectar perfectamente con cualquier persona, pero a su manera. Tú lo puedes escuchar e interpretar algo diferente a lo que yo he querido escribir. Con estas canciones he querido contar una cosa muy clara que todo el mundo entiende, pero en esta me he dejado llevar por el inconsciente.

El Hombre Garabato

El Hombre Garabato

El 2 de diciembre El Hombre Garabato os espera en su concierto en la Sala Honky Tonk de Madrid para disfrutar de la maravillosa experiencia de escucharlos. Una crítica a la sociedad y a lo establecido. La música también puede cambiar el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.