Caroline Corbasson, la ciencia a través del arte

La exposición de Caroline Corbasson realizada para la Galerie du 10 del Institut français de Madrid parte con su mayor inspiración, que se encuentra en la frase de Albert Einstein: “La imaginación es más importante que el conocimiento, porque el conocimiento es limitado mientras que la imaginación abarca al mundo entero, estimula el progreso, suscita la evolución”.

La ciencia para la artista es la estructuración de los mundos que imaginamos, donde su perspectiva cambia según el punto de vista que se les aplica. El territorio ficticio donde Caroline Corbasson se inspira es la ciencia, pero está marcado profundamente por un conjunto de obsesiones personales como noches estrelladas, tornados y desiertos; por ejemplo el Desierto de Atacama (Chile), que es el protagonista de una de sus obras, en la cual su arena es el material principal. También construye sus obras observando cartas náuticas, atlas y documentos que le despiertan una gran inspiración.

En su exposición personal Synopsis/ Sinopsis, donde la artista presenta sus obras, puntualiza que el carbón es su “materia fetiche” y que su mayor propuesta en alguna de sus obras es perderse de nuevo, “cuando no teníamos tanta tecnología mirábamos al cielo para saber cómo orientarnos, consiste en olvidar todos los avances tecnológicos y perdernos otra vez”. La artista sigue explorando los observatorios astronómicos mundiales, el último que ha añadido como un proveedor más donde inspirarse es el Real Observatorio de Madrid. Caroline Corbasson transcribió con fotografías, dibujos y esculturas lo recolectado en lugares fuera de lo común como LAM (Laboratorio de Astrofísica de Marsella), el CNRS (Centro Nacional de Investigaciones Científicas) o el observatorio astronómico del Pic du Midi de Bigorre, donde tras la convivencia de la imaginación y el conocimiento inspiró gran parte de sus obras.

La artista envuelve al visitante con su despliegue artístico y logra situarnos en el corazón de fenómenos astronómicos y misteriosos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.